20 Mar

Cuál es la diferencia entre los enlaces Dofollow y los Nofollow

El posicionamiento web o SEO es un universo en constante expansión y cambio. Cada día surgen nuevas estrategias para ganar visualización en los motores de búsqueda, mayores visitas a las páginas y, por consiguiente, más posibilidades de captar clientes.

La gran mayoría de las tácticas que se emplean se ciñen a las directrices implantadas por portales como Google.

Una de esas tácticas es la creación de enlaces que tienen el poder de incrementar la autoridad de un dominio y mejorar el ranking en Google.

Aquí entra en juego la construcción de enlaces, que se trata de una técnica SEO off page en la que se intenta lograr enlaces hacia una página web determinada.

Existen 2 tipos de enlaces: los externos y los internos. En el primero de los casos, se trata de links que apuntan a otras páginas y no al sitio web donde están publicados.

Los backlinks se refieren solo a los enlaces que apuntan a una web distinta de la que proceden estos links. El tráfico va a una página con un dominio diferente.

Tráfico hacia la web

Es en este punto cuando se puede hablar de los enlaces dofollow y los nofollow. Ninguno de los enlaces interfiere con el otro y ambos llevan tráfico web. Sin embargo, en el caso de los dofollow, se trata de una estrategia para hacerle saber a Google, que lo siga o rastree cuando es detectado en un portal.

Con esta táctica, la página destino del link incrementa su autoridad desde el sitio web que la ha enlazado. La página puede ganar aún más autoridad si es enlazada en otros portales, lo que le proporcionará más tráfico y mayor visualización en las búsquedas.

En el caso de los nofollow, se trata de enlaces que son colocados en los foros o en la zona de comentarios de los blogs, páginas webs o en otras plataformas, como las redes sociales.

La principal diferencia con respecto a los dofollow es que los nofollows no proporcionan autoridad al enlace de destino.

Cuantas más páginas web te enlace, especialmente si son de autoridad, más relevancia tendrá la página web. Es así porque los enlaces son de la web que apuntan a un gran contenido y transfieren autoridad. Además, Google descubre esos sitios a través de los enlaces.

Crear un hipervínculo

Para que el enlace dofollow pueda ser añadido es necesario identificar cuál es la palabra o el conjunto de palabras que conformará en el hipervínculo hacia el portal externo.

Al ser identificadas las palabras, al enlace se colocar para el usuario pueda hacer clic en el link creado.

Para conseguir esto, la sugerencia es pensar más en el lector y menos en el posicionamiento a la hora de diseñar la estrategia. Los 2 factores más importantes son la experiencia de navegación del usuario y la naturalidad a los ojos de Google.

Las palabras clave empleadas dependen de varios factores, como el sector de la marca y la competencia. Los más recomendado es desarrollar un análisis de la competencia.

Según los especialistas, los primeros backlinks que deben colocarse son los que van orientados a la marca, es decir, el nombre de la página web, del negocio o proyecto. Una vez añadido, se puede proseguir con las palabras clave, sinónimos o las palabras relacionadas.

La idea es enlazar y generar tráfico, así como a las diversas páginas internas que integran todo el portal.

La terminología SEO seguirá cambiando a medida que Google modifique sus algoritmos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *