20 Sep

Cómo elegir la niñera

El recuerdo del famoso baby boom, producido después del termino de la Segunda Guerra Mundial, no se comparó con la cantidad de nacimientos producidos en los Estados Unidos durante el 2007, ya que los nacimientos superaron a cualquier otro año en la historia de la nación.

Pero la cantidad de bodas ha disminuido marcando la diferencia en la materia, con 4317119 nacimientos reportados por los investigadores federales, se comparó un registro de 1957, poniéndose a la altura del baby boom.
La tasa de natalidad aumentaron ligeramente en las mujeres de todas las edades y los nacimientos de madres solteras alcanzó un máximo histórico de alrededor del 40 por ciento, continuando una tendencia que comenzó hace años, además las tres cuartas partes de estas mujeres tenían 20 años o más.
Por diversas razones, es más aceptable para las mujeres tener hijos sin un esposo, dicen desde la Universidad de Duke dijo Philip S. Morgan, uno de los principales investigadores de fecundidad.
Incluso pueden ser felices parejas que viven juntas sin casarse, dicen los expertos y un mayor número de mujeres especialmente las que se encuentran atravesando por sus 30s y 40s, optan por tener a los niños a pesar de su estado civil.
Las nuevas cifras sugieren que es el segundo año donde las tasas de fecundidad son más altas en los EE.UU., y con respecto a los grupos étnicos, la más alta es entre las mujeres hispanas.
En promedio, una mujer tiene 2 bebés en su vida como estadística dentro de los EE.UU., este es el “número mágico” necesario para reemplazar a una población en sí. Continuará.
Vía| C.daily
Imagen: flickr

La cesárea, si no está médicamente justificada, debe evitarse pues tiene riesgos claros para la salud de la madre y del bebé. Sin embargo, hay casos que hacen que nos debamos replantear las cosas, sobre todo cuando empatizamos con la situación emocional de los padres. Hoy os traigo un caso de actualidad en este sentido: unos padres han pedido una cesárea programada y les ha sido negada.

Una pareja pidió al Hospital Materno Infantil de Granada que a la madre se le programase una cesárea por temer las consecuencias de un parto vaginal. No encontrándose razones médicas que la hicieran necesaria los médicos tratantes la han negado. Estos padres se han puesto en contacto con el Defensor del Paciente y éste ha remitido una carta a la consejera de Salud de Andalucía, María Jesús Montero, en la que le pide que se autorice.

La madre había tenido un primer parto en el que considera que hubo mala praxis. El bebé era de peso excesivo y la madre de muy pequeña estatura. El parto duró 17 horas y los padres consideran que las secuelas que ha tenido su hijo se debieron a la insistencia en el parto vaginal.

No desean repetir la experiencia. Tienen miedo a que suceda algo semejante y es comprensible, un parto traumático, especialmente si el bebé se ve afectado, deja profundas huellas psicológicas en la madre.

Sin embargo los médicos no atienden a la voluntad de la paciente, pues consideran que no hay riesgos a priori en un parto vaginal y que programar una cesárea puede ser causa de mayores problemas. Seguramente tienen razón, incluso si fuese cierto que hubo mala praxis en el primer parto.

Yo defiendo que no se realicen cesáreas programadas excepto en los casos verdaderamente necesarios, como es una placenta previa. Los bebés de nalgas, los gemelos, los bebés grandes que no superen de forma evidente los 4 kilos y medio, todos pueden tener un nacimiento por parto vaginal, o desde luego, esperar a que se desencadene naturalmente el parto antes de decidir una cesárea.

Pero de verdad que me resulta difícil que se pretenda obligar a esta madre a afrontar un parto vaginal en estas circunstancias. Han solicitado de forma razonada una cesárea programada y se les ha negado . Yo no se si habría que hacerla o no. Las explicaciones de los médicos no les convencen, aunque sea cierto que programar la cesárea no es conveniente. Vosotros, ¿que opináis?

Via | 20minutos
En Bebés y más | ¿ Cómo se practica una cesárea?, ¿Hay abuso de partos por cesárea?

Hay niños que rechazan a papá en algún momento de su desarrollo, especialmente cuando si madre está presente. No es que no lo quieran, o que no sean capaces de pasar ratos estupendos con su padre, pero se dan casos en los que, estando ambos progenitores presentes, el niño aparta al padre, no quiere que se le acerque y se pega con desesperación a la mamá.

Las familias viven esta etapa con desconcierto y angustia. El padre se siente apartado y puede reaccionar con despecho, considerando que el niño está demasiado apegado y que la madre lo sobreprotege.

La mujer se siente partida en dos, por un lado siente la necesidad de responder a la intensa necesidad que expresa el niño pero por otro lado no la entiende, está emocionalmente agobiada y se apena por su pareja. Si el papá se enfada con el niño o con ella puede que la mujer se sienta culpable y termine obligando al niño a apartarse de ella, lo que no suele tener buenas consecuencias para nadie.

Esta etapa es una etapa más del desarrollo de la psique infantil. No debe ser vivida como un problema, aunque se conjuguen intensos sentimientos en la familia. Aunque no todos los niños pasan por ella hay que estar preparados, especialmente si el papel del padre en la crianza no ha sido de gran implicación.

Cuando un bebé es pequeño su universo es su madre. Ni siquiera entiende el concepto del yo, se vive a si mismo como un ser único. El descubrimiento de la existencia propia y separada de la madre puede suponerle tensión y angustia y desencadenar que exprese su trastorno en las separaciones o en rabietas difícilmente comprensibles.

El niño explora sus límites y a la vez desea estar cerca y lejos de su madre. A los dos años muchos pequeños presentan una cierta regresión en sus comportamientos. Quieren alejarse, explorar la voluntad propia. ¿No os ha pasado nunca escuchar que el niño dice no a todas las opciones? No, no y no. No quiere nada y lo quiere todo, se enfada y llora, se apretuja contra la madre y a la vez quiere investigar. Aprender a decir no es una experiencia fascinante y no se desarrolla en pocos días. Hay que tener paciencia y respetar el proceso.

Entonces entra en juego papá. El niño ya se expresa e interactúa más. El padre va ocupando cada vez una mayor parcela en su vida emocional. Pero esto choca con este momento de alejamiento y retorno a la madre, en el que el pequeño va buscando seguridad para dar el gran salto hacia la conciencia completa de si mismo como ser independiente. Entonces el niño rechazá a papá firmemente y lo aparta. Y el padre debe aprender a ser un pilar de confianza y seguridad para su hijo, mediante el respeto y no la imposición o el enfado.

Por algún motivo el padre puede suponer una fuente adicional de conflicto si interfiere. Su papel debe ser de espera atenta y amorosa, pero nunca una presencia que se imponga y separe al niño en el momento de angustia de la madre. Como todo, pasará, y saber afrontarlo reforzará a la larga en vínculo entre padre e hijo.

Para sobrellevarlo hay algunas cosas que se pueden hacer, aunque lo más efectivo suele ser esperar a que el niño se adapte. Ponerse a la altura del niño en los momentos en los que se muestre más receptivo, no enfadarse, ser confiable, son efectivas acciones. En la práctica, proponerle juegos en los que estemos pendientes de su deseo de relacionarse o alejarse. Juegos divertidos o cuentos que construyan un universo común de experiencias enriquecedoras y cariñosas serán la base sobre la que la confianza mutua podrá crecer.

Si los padres no viven juntos y se decide que a partir de cierto momento el niño ya puede pernoctar con el padre, hay que estar preparados para entender que no desee salir de su entorno y no tener a la madre cerca. En estos casos la situación de rechazo puede suceder a cualquier edad.

La solución ideal no existe, pero si los padres son capaces de tener una relación cordial, hacer actividades comunes y retrasar la pernocta hasta que el hijo se muestre contento y receptivo será una gran ayuda.

Los papás merecen que entendamos su deseo de estar con sus hijos y su pena al sentir el rechazo, más sobre todo en el caso de parejas separadas. Pero ¿como creéis que se establecerá mejor la relación de confianza y afecto, respetando al niño o imponiéndole unas normas que le hacen estar triste?

O sencillamente, si vosotros fueseis el niño, ¿que elegiríais?

En Bebés y más | Papá, te necesito

Hay personas que te impactan profundamente y en una conversación son capaces de darle la vuelta a tu mundo. La autora de esta libro es una de esas personas para mí. Con La crianza feliz , el nuevo libro de Rosa Jové tengo la esperanza y el convencimiento que muchas familias podrán gozar del privilegio que yo tuve, que alguien sereno y preparado te explique que no podemos empezar a educar a los niños sin el convencimiento de que tienen los mismos derechos que nosotros, los adultos .

Una vez llegas a interiorizar este convencimiento toda tu visión de la crianza y del mundo da un vuelco y debes reaprender a pensar. Tus relaciones con el niño deben establecerse desde ese punto de vista, la igualdad de derechos.

La teoría es sencilla. Pero, ¿y la práctica?

Muchas de las prácticas y costumbres de crianza que la sociedad acepta como pautas inamovibles las ves con otros ojos. Ni darías un cachete a un adulto, ni le dejarías llorar sin consuelo, ni le insultarías o te burlarías de él desde una posición de poder, ni anularías su voluntad en nombre de la obediencia al poder del más fuerte. Deseas cambiar y tratar a tu hijo con el mismo respeto y dignidad que reciben los adultos por mucho que no hayas visto hacerlo en tu entorno.

Este libro pretende ser un apoyo en este camino y dar explicaciones a muchas de las cosas que no sabemos en relación a la crianza: los límites y como determinarlos, los celos entre hermanos y como afrontarlos, las rabietas y palabrotas, el mejor modo de llegar a dejar el pañal

Las explicaciones que Rosa Jové nos dará siempre vendrán desde el respeto al niño como persona de pleno derecho y con la idea de que ni son tiranos, ni nos manipulan, ni hay que domarlos para que no se vayan de las manos. Son personas que responderán positivamente al amor y la comprensión.

Rosa Jové es psicóloga infantil y licenciada en historia, además de autora del manual básico para entender el proceso natural que es el sueño infantil, Dormir sin lágrimas . Ahora, con esta obra, La crianza feliz seguro que ayudará a muchas familias a criar desde un nuevo concepto de respeto a sus, sin duda, amados hijos.

Via | El Blog Alternativo
En Bebés y más | Dormir sin lágrimas, Las rabietas, según Rosa Jové, 10 libros fundamentales para la crianza de apego

Ve el video en el sitio original.

Seguramente habréis visto el efectista anuncio con el que una famosa marca de refrescos nos enseña la alegría de vivir reuniendo a un bebé recién nacido con el hombre más viejo de España. Sin embargo el anuncio está rodeado de polémica y ha motivado la movilización de grupos que defienden el parto normal según las recomendaciones de la OMS. En él, Coca Cola nos enseña lo que no debe ser un parto normal.

Lo primero que me he preguntado es si este parto fue respetado sencillamente en su comienzo o si se realizó una inducción por simples y llanos motivos de organización. Si así fue, si a la madre se le indujo un parto para que coincidiera con la fecha del rodaje nos encontraríamos con una práctica desaconsejada. Pero hay más.

La posición del parto es una litotomía, es decir, la mujer tumbada boca arriba, sin poder moverse libremente y pariendo en una postura que no es la más adecuada y que está desaconsejada por la OMS y por la Estrategia de Atención al Parto Normal, pues puede incidir negativamente en el desarrollo normal del parto.

Quizá lo más serio es que se muestra y una práctica obstétrica obsoleta y altamente desaconsejada por la OMS, la SEGO y la Nueva Estrategia de Atención al Parto Normal del Ministerio, el Kristeller, que consiste en apretar fuertemente la barriga de la madre para hacer que el bebé baje. Hoy por hoy se considera que el Kristeller perjudica la salud de la madre y del recién nacido y puede tener consecuencias graves.

Además, por si lo anterior no fuera suficiente, el bebé no se le pone al pecho. La madre debe recibir oxígeno, seguramente como consecuencia de un parto excesivamente intervenido. El bebé se nos muestra separado, a varios metros de su madre.

El anuncio ha sido duramente criticado por El Parto es Nuestro y la Plataforma pro Derechos del Nacimiento, quienes, en un ejercicio de ironía, agradecen a Coca Cola habernos enseñado lo que no debe ser un parto normal y de este modo haber denunciado en su nuevo anuncio el maltrato a la mujer y su fina ironía al calificarlo de felicidad .

Via | Crianza Natural
Más información | El Parto es Nuestro, Plataforma pro Derechos del Nacimiento
En Bebés y más | Lo que la OMS desaconseja en un parto normal

Según el Estudio Fundación Sanitas sobre hábitos infantiles de nutrición y deporte, dice que la mitad de los niños españoles rechazan los alimentos que se les pone en la mesa. El estudio también desvela que los niños toman cada día con más frecuencia las decisiones sobre lo que comen, una tendencia que se incrementa a medida que se hacen mayores ante las dificultades de los padres por reconducir la situación.
Un 30% de los niños afirma no comer nada que no le guste. A casi la mitad de ellos no les preparan nada que no les apetezca, cifra que casi se multiplica por dos cuando el grupo analizado está entre los 12 y 14 años. Mientras el 64% de las madres cree que se debe educar para que los niños coman de todo y el 40% afirma que sus hijos así lo hacen, sólo un 10% de los niños encuestados confiesa que le gusta todo lo que le preparan.

Comparte este articulo:

La música, el baile y los niños tienen una estrecha relación, se podría decir que oyen música y se ponen a bailar sin mostrar vergüenza o incomodidad, seguramente varios padres podrán dar testimonio sobre cómo sus hijos de dos o tres añitos se ponen a bailar cuando escuchan música.
Los niños de estas edades son como esponjas, perfectos receptores de todos los estímulos que les rodean y sin duda, la música es un gran estímulo que se expresa mediante el movimiento o el baile, recordemos además que la música ejerce su influencia desde que el bebé se encuentra en el vientre materno, de ello hablábamos en el post El efecto Mozart y las ventajas de la música en el embarazo.
Como padres, es interesante aprovechar ese interés mostrado por la música y el baile, sobre todo porque favorecen notablemente muchos aspectos del desarrollo físico e intelectual. Ambas disciplinas deben formar parte de un aprendizaje lúdico, nunca debe ser algo obligado, ya que los niños podrían rechazarlas y privarse de los múltiples beneficios que ofrecen, la educación musical debe ser impartida como un entretenimiento y una diversión en edades tempranas.

La música y el baile son actividades que ayudan a descargar tensiones, basta con utilizar la música adecuada para que un niño exprese su inquietud a través del baile, resultará eficaz utilizar música con ritmos movidos, de este modo disfrutan, se divierten y además satisfacen su necesidad de movimiento.
La música influye en cualquier momento del día, si se acerca la hora de dormir, basta con escuchar música relajante y tranquila balanceándose a su compás, es un movimiento que les trae bellos recuerdos, como cuando eran mecidos en los brazos de los padres, brindando la sensación de protección que le ayuda a dormir.
Son muchísimas las ventajas ofrecidas por el baile, con esta actividad los niños aprenden a coordinar sus movimientos y mover el cuerpo de un modo que no habrían concebido. El baile además les ayuda a potenciar la sociabilidad, como a la mayoría de los niños les gusta bailar, se unen en esta actividad integrándose con mayor facilidad.
Son muchos los estudios que muestran que la afición a la música en la infancia permite que los niños aprendan con mayor facilidad conceptos matemáticos o aumenten su capacidad de memoria gracias a la retención que realizan de las letras musicales, como dato hay que añadir que además la música permite aumentar el vocabulario de los niños.
La música contribuye a adquirir determinadas disciplinas a través de la educación musical, pero además, provoca una estimulación cerebral que logra mejorar la capacidad artística en otros aspectos. Nuestros hijos escuchan música y bailan, es el reflejo de unos sentimientos positivos conjugados con grandes dosis de salubridad. Seguiremos hablando de la música, el baile y los grandes beneficios que los niños reciben.
Foto | Petro Teslenko
Enlace permanente:
La música, el baile y los niños

Ve el video en el sitio original.

Este precioso cortometraje de casi 6 minutos de duración titulado Mi hermanito de la luna ha sido creado por Frédéric Philibert, el padre de un niño autista. Cuenta las impresiones de una niña, su hija mayor, sobre su hermanito autista.

Esta versión tiene música, pero es una pena que no salga la deliciosa voz de la niña hablando en francés que hace aún más emotivo al vídeo. De todas formas está subtitulado siendo un testimonio imperdible en el que la niña explica con sus propias palabras por qué su hermanito es especial y diferente a los demás niños de su edad.

Cuenta cómo se comportaba cuando era un bebé, cómo se comporta ahora que ha crecido un poco, qué le gusta, qué no le gusta En un lenguaje muy sencillo explica los síntomas de un niño autista.

El autismo es un trastorno que afecta algunas de las funciones cerebrales y altera el comportamiento de los niños a la hora de relacionarse con el mundo que les rodea. Cada vez se diagnostican más niños menores de 3 años con esta enfermedad. Por ello se hace cada vez más necesario que empecemos a entender de qué se trata este desorden.

El vídeo es realmente delicioso, poético y sensible. Muy recomendable para quienes tienen hijos o tienen contacto con niños autistas. No os lo perdáis.

Vía | Estimulación temprana y desarrollo infantil
Más información | Fundación Orange
Más información | Autismo España
En Bebés y más | El autismo, Las 10 preguntas aún no respondidas sobre el autismo

Mañana se dará a conocer el informe del Comité de Expertos del Gobierno que servirá de base para la nueva ley del aborto que incluye el aborto libre hasta los tres meses y medio (entre las 12 y las 14 semanas de gestación).

El grupo de trabajo que se formó en septiembre del pasado año ha realizado una revisión exhaustiva de la legislación internacional en torno a la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) para tomar esta determinación.

En el informe se añade la posibilidad de aborto hasta las 22 semanas en caso de grave peligro para la vida o la salud de la embarazada y de graves anomalías físicas o psíquicas en el feto .

En relación a la franja de 12-14 semanas que será aprobada, fuentes del Comité de Expertos comentan que el aborto será libre porque en ese tiempo no hay riesgos desde el punto de vista médico y porque es la fórmula más utilizada en el resto de Europa .

La interrupción voluntaria del embarazo deberá ser una prestación de la sanidad pública que tanto podrá ser practicada en un hospital público como en un centro concertado.

El texto ha sido apoyado por el PSOE, ERC, IU, ICV, BNG y Na-Bai y ha contado con el rechazo del PP y la abstención del PNV. Por su parte, CiU no se ha posicionado al contar con diferentes visiones sobre este tema dentro de su formación.

Hace unos meses, tras el informe del Ministerio de Sanidad y Consumo, comentábamos en Bebés y más las cifras de aborto en España y vimos que en el año 2006 más de 100.000 mujeres se sometieron a un aborto.

Como siempre que se libera algo que está restringido (entrecomillo porque hecha la ley, se hizo la trampa) esta medida supone el inicio de un debate sobre si las cifras aumentarán ahora que el aborto pasará a formar parte de la cartera de servicios de la Seguridad Social de una manera libre.

Vía | EcoDiario
Foto | Flickr (Tazmany)
En Bebés y más | Aumentan un 10% los abortos en España, No a la petición de reforma de la Ley del Aborto, Aumento de abortos voluntarios en España

Nosotros también hemos pasado por esos momentos en que querrías matar a tu hijo porque le ha mordido a su mejor amigo delante de la mafia de las mamás , se hurga la nariz justo cuando el cámara de la boda de tu mejor amiga lo esta grabando, te monta una pataleta en pleno supermercado . Pero, antes de cometer un gran error, te explicamos cómo debes pararte los pies y calmarte.
1. PROBLEMA: morder a otros niños
Mi hijo de dos años muerde a otros niños normalmente porque quiere coger sus juguetes. Siempre le digo que no debe morder a sus amigos, pero no me hace caso. ¡Ayudadme!
LA SOLUCIÓN:Todos los niños experimentan emociones extremas y pueden volverse muy agresivos, de hecho se trata de un mecanismo de auto-defensa; pero ellos todavía no son suficientemente maduros para controlarlo. Tu hijo está compitiendo con sus compañeros y probablemente muerde a alguno de ellos porque se siente vulnerable y trata de defenderse, afirma Ros Bennet, especialista en Psicología Infantil.
La solución es que estés cerca de tu hijo cuando juega con sus amigos y así verás que es lo que provoca que les muerda. Entonces, explícale que aunque quiera ese juguete, morder a su amigo no es la mejor manera de conseguirlo.
Puede que esto sea lo último que se te pase por la cabeza, pero una conversación calmada con tu hijo es mucho mejor que una bronca; si te escucha, te entiende, y se da cuenta de que tu entiendes que le de rabia cuando las cosas no suceden como el quiere que sucedan, probablemente se lo pensará
2. EL PROBLEMA: meter el dedo y buscar en la nariz tesoros
Si me diesen un euro cada vez que veo a mi hijo meterse el dedo en la nariz o metiéndose en la boca lo que sea que haya encontrado en su nariz, sería rica. Le digo que yo no hago esas cosas, así que él tampoco debe hacerlas, pero no me escucha. ¿Debería preocuparme?
LA SOLUCIÓN: Hurgarse la nariz es algo por lo que pasan todos los niños (¡hasta algunos adultos siguen haciéndolo!).
Cuanto más intentes que deje de hacerlo, más lo va a hacer. Todos los niños experimentan, y para él, esto no es más que otro descubrimiento. Lo mejor que puedes hacer es ignorarlo. Sobre todo, intenta calmarte y no dramatizar; intenta hacer cosas con ella como un puzzle o algún juego, y así dejará de hurgarse la nariz, ¡te lo aseguro! No conozco a ningún niño que prefiera hurgarse la nariz a divertirse jugando con mamá. Si te saca de quicio que lo haga, ponte firme y dile: ¡Deja ya de hacerlo¡. Luego, haz que se distraiga con otra cosa o seguirá con lo suyo cuando te des vuelta.

Comparte este articulo:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *